Basándonos en lo que hemos explicado anteriormente acerca del BPM y sus ventajas, debemos aclarar que este sistema no se centra en un solo tipo de empresa, cualquier organización (pequeña, mediana, pública) se puede beneficiar con:

 

  • Transparencia en todas las etapas del proceso.
  • Un mayor control administrativo.
  • Aumento de productividad.
  • Reducción de costos.
  • Automatización de procesos y generación de evidencias.

 

Es cierto que los sistemas BPM son más utilizados por empresas privadas que compiten y sobreviven generando buenos resultados a nivel monetario. Estas trabajan en entornos de alto control de sus procesos, planificación de la demanda o una alta tasa de cambio en sus productos, lo que supone que tengan que disponer de sistemas que sustentan su actividad.

Aquí presentamos cinco (5) organizaciones donde la aplicación del BPM puede resolver y alivianar muchas cargas innecesarias:

 

Industria financiera

El punto aquí es hacer la gestión rápida, eficaz y sobre todo segura, por lo que cada vez son más los procesos que se automatizan e implementan con sistemas BPM, como por ejemplo: estudios de riesgos y aceptación de créditos por sí solos (gracias a estudiar y analizar toda la información que se dispone del cliente).

 

Comercio electrónico

Es uno de los sectores donde más competencia hay debido al dinamismo, la personalización, y el poder de comparar entre varias ofertas en tiempo real. La rapidez con la que se tienen que gestionar los pedidos, las respuestas y los servicios post-ventas lo hacen uno de los sectores más potenciales para los BPM.

 

Industria manufacturera

Aquí el objetivo del BPM es facilitar las tareas y mejorar la empresa, obteniendo enormes beneficios; ya que las industrias ostentan los sistemas más completos y complejos porque todos los procesos están íntimamente relacionados.

En este sector, los sistemas ERP (Enterprise Resource Planning – Planificación de Recursos Empresariales) tienen mayor impacto, ya que las compañías se apoyan en estos para la previsión de la demanda, planificación de la producción, dar solución a la gestión de reparaciones, compras con proveedores, pagos de salarios, control de documentos, etc.

 

Pequeñas y medianas empresas

Las PYMES, son uno de los sectores donde los sistemas BPM tienen mayor potencial, puesto que son organizaciones donde no hay departamentos destinados a actividades específicas (contabilidad, gestión de cobros, cursar órdenes a proveedores, estudios de desviaciones, etc.).

Además, por su volumen requieren sistemas y componentes más sencillos y baratos, lo que hace que la falta de personal puedan ser suplidos de sobremanera por sistemas BPM. El principal problema para estos casos es la falta de conocimiento y que lo consideran un gasto, en vez de una inversión.

 

Sector público

En este caso, al estar enfocado al servicio, los costos no son la principal preocupación de los gestores de estas organizaciones, sin embargo la situación actual de varios países ha castigado los presupuestos de los organismos públicos. Ante esto, los gestores han tenido que ajustarse y, para evitar recortes en servicios, han optado en muchas ocasiones por optimizar los recursos implantando soluciones BPM.

 

¿Quieres aplicar BPM a tu empresa? Contáctanos y te apoyaremos en el proceso

Nombre completo*

Correo electrónico*

Asunto

Mensaje